Síndrome del bebé sacudido

¿Qué investigaciones se están llevando a cabo?

El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS, por sus siglas en inglés) y otros institutos de los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) llevan a cabo investigaciones relacionadas con el síndrome del bebé sacudido en los laboratorios de los NIH y además apoyan la investigación adicional por medio de subvenciones a instituciones médicas en todo el país. Gran parte de estas investigaciones se concentran en la búsqueda de mejores formas de tratar y curar problemas médicos como el síndrome del bebé sacudido.


Open book icon
Definición

El síndrome del bebé sacudido es un tipo de traumatismo cerebral infligido cuando un bebé es sacudido violentamente. Los músculos del cuello del bebé son débiles y la cabeza es grande y pesada. Las sacudidas hacen que el frágil cerebro salte para adelante y para atrás dentro del cráneo y sufra contusiones, hinchazón y hemorragia, que pueden causan daños cerebrales graves permanentes o la muerte. Las lesiones características del síndrome del bebé sacudido son hemorragias subdurales (dentro del cerebro), hemorragias retinianas (en la retina), daños de la médula espinal y el cuello, además de fracturas de las costillas y otros huesos. Es posible que estas lesiones pasen desapercibidas al principio. Los síntomas del síndrome del bebé sacudido incluyen irritabilidad extrema, letargo, inapetencia, problemas respiratorios, convulsiones, vómito y piel pálida o azulosa. Las lesiones del bebé sacudido suelen presentarse en niños menores de 2 años de edad, pero pueden verse en niños hasta de 5 años.

Stethoscope icon
Tratamiento

El tratamiento de urgencia para un bebé que ha sido sacudido suele incluir medidas de soporte vital como soporte respiratorio y cirugía para detener la hemorragia interna y la hemorragia del cerebro. Los médicos pueden hacer imágenes diagnósticas del cerebro, usando la resonancia magnética (IRM) o la tomografía computarizada (TC), para hacer el diagnóstico definitivo.

Form on clipboard icon
Pronóstico

En comparación con el traumatismo cerebral accidental en los bebés, las lesiones del bebé sacudido tienen un pronóstico peor. El daño de la retina puede ocasionar ceguera. La mayoría de los bebés que sobreviven a las sacudidas intensas tendrán alguna forma de discapacidad neurológica o mental, como parálisis cerebral o retraso mental, que puede no ser aparente sino hasta los 6 años de edad. Los niños que sufren el síndrome del bebé sacudido pueden necesitar cuidados médicos el resto de su vida.