Síndrome de Guillain-Barré

¿Qué investigaciones se están llevando a cabo?

Los científicos se están concentrando en encontrar nuevos tratamientos y refinar los tratamientos existentes. Los científicos también están analizando el funcionamiento del sistema inmunológico para tratar de descubrir cuáles células son responsables de comenzar y llevar a cabo el ataque del sistema nervioso. El hecho de que tantos casos del síndrome de Guillain-Barré comiencen después de una infección viral o bacteriana sugiere que ciertas características de algunos virus y bacterias pueden activar el sistema inmunológico inapropiadamente, y los investigadores están buscando esas características. Algunos estudios muestran que las variaciones normales en ciertos genes podrían aumentar el riesgo de desarrollar el síndrome de Guillain-Barré; sin embargo, se necesita más investigación para identificar y confirmar los genes asociados. Mediante el uso de un modelo animal, los científicos esperan identificar qué proteínas del sistema nervioso periférico tienen mayor riesgo de ataque autoinmune y qué componentes del sistema inmunológico contribuyen a una respuesta autoinmune contra el sistema nervioso periférico. Una mayor comprensión de cómo el sistema inmunológico daña al sistema nervioso periférico podría conducir a mejores tratamientos para los trastornos autoinmunes como el el síndrome de Guillain-Barré .


Open book icon
Definición

El síndrome de Guillain-Barré es un trastorno neurológico raro en el cual el sistema inmunológico del cuerpo ataca parte del sistema nervioso periférico. Es uno de varios trastornos que involucran debilidad debido al daño del nervio periférico causado por el sistema inmunológico de la persona. Los síntomas iniciales incluyen sensaciones inexplicables como hormigueo en los pies o las manos, o dolor, acompañado por debilidad en ambos lados del cuerpo. La debilidad puede aumentar en intensidad durante un período de horas a días a semanas hasta que los músculos no se pueden utilizar para nada y la persona queda casi totalmente paralizada. Si los músculos respiratorios se ven afectados, la persona suele ser sometida un respirador. La mayoría de las personas, sin embargo, tienen una buena recuperación incluso en los casos más severos del síndrome de Guillain-Barré, aunque algunos continúan teniendo algún grado de debilidad.

La causa exacta del síndrome de Guillain-Barré es desconocida. Puede ocurrir días o semanas después de que la persona haya tenido síntomas de una infección viral respiratoria o gastrointestinal. Ocasionalmente, la cirugía desencadenará el síndrome. En casos raros, las vacunas pueden aumentar el riesgo del síndrome de Guillain-Barré. Recientemente, algunos países del mundo han informado de una mayor incidencia del síndrome de Guillain-Barré después de una infección por el virus de Zika.

Una prueba de velocidad de conducción nerviosa (NCV), la cual mide la capacidad del nervio para enviar una señal, puede ayudar al diagnóstico. El líquido cefalorraquídeo que baña a la médula espinal y al cerebro contiene más proteínas de lo normal en alguien con el síndrome de Guillain-Barré, por lo que un médico puede decidir realizar una punción lumbar para obtener una muestra de líquido para analizar.

Stethoscope icon
Tratamiento

No existe una cura conocida para el síndrome de Guillain-Barré, pero hay terapias para tratar de disminuir la gravedad de la enfermedad y acelerar la recuperación en la mayoría de las personas. La gente que tiene el síndrome de Guillain-Barré usualmente es ingresada y tratada en la unidad de cuidados intensivos de un hospital. La plasmaféresis (también conocida como intercambio de plasma) y terapia de inmunoglobulina en dosis altas (IVIg) son utilizadas. La plasmaféresis parece reducir la gravedad y duración del episodio de Guillain-Barré. En la terapia con IgIV, los médicos administran por vía intravenosa inyecciones de las proteínas que el sistema inmune crea naturalmente para atacar a los organismos invasores. Ambos tratamientos son igualmente efectivos si se comienzan dentro de las dos semanas de inicio de los síntomas.

La atención de apoyo es necesaria para abordar las numerosas complicaciones de la parálisis a medida que el cuerpo se recupera y los nervios dañados comienzan a sanarse. Esto a veces puede requerir colocar a la persona en un respirador, un monitor cardíaco u otras máquinas que ayuden a la función del cuerpo. A medida que las personas comienzan a mejorar, generalmente son transferidas de cuidados intensivos en un hospital a un entorno de rehabilitación, donde pueden recuperar fuerza, recibir rehabilitación física y otra terapia para reanudar las actividades de la vida diaria, y prepararse para regresar a su vida anterior a la enfermedad.

Form on clipboard icon
Pronóstico

El síndrome de Guillain-Barré puede ser un trastorno devastador debido a su repentino, rápido e inesperado inicio. Afortunadamente, el 70% de las personas con el síndrome de Guillain-Barré eventualmente tienen una recuperación completa. Con cuidado intensivo juicioso y el tratamiento exitoso de infección, la disfunción autonómica y otras complicaciones médicas, incluso aquellas las personas con insuficiencia respiratoria generalmente sobreviven.

La mayoría de las personas alcanzan la etapa de mayor debilidad dentro de las primeras 2 semanas después de haber aparecido los síntomas, y en la tercera semana de la enfermedad el 90 por ciento de los individuos afectados están en su punto más débil. El período de recuperación puede ser desde unas pocas semanas o tanto como varios años. Alrededor del 30 por ciento de aquellos con Guillain-Barré todavía tiene una debilidad residual después de 3 años. Alrededor del 3 por ciento puede sufrir una recaída de debilidad muscular y sensación de hormigueo muchos años después del ataque inicial. Alrededor del 15 por ciento de las personas experimentan la debilidad a largo plazo, y su fuerza muscular puede no regresar uniformemente.