Parálisis de Bell

¿Qué investigaciones se están llevando a cabo?

El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS, por sus siglas en inglés) lleva a cabo y apoya un amplio programa de investigaciones en ciencias básicas para aumentar el conocimiento de cómo funciona el sistema nervioso y las circunstancias que provocan daño a los nervios. El conocimiento que se obtiene de estas investigaciones puede ayudar a los científicos a encontrar la causa definitiva de la parálisis de Bell. Los científicos están estudiando dos genes para identificar los mecanismos moleculares que intervienen en la regeneración de las proyecciones nerviosas (axones) a sus objetivos originales. Conocer cómo regenerar los nervios periféricos puede conducir a formas de prevenir daños y lesiones a los nervios.

Información de MedlinePlus en español de la Biblioteca Nacional de Medicina
Parálisis de Bell


Open book icon
Definición

La parálisis de Bell es una forma de parálisis facial temporal que se presenta como resultado de una lesión o trauma en el séptimo par craneal, uno de los nervios faciales. Es la causa más común de la parálisis facial. Generalmente, la parálisis de Bell afecta a un solo lado de la cara, pero puede afectar a ambos lados. Los síntomas varían entre las personas e incluyen debilidad repentina en un lado de la cara, párpado o esquina de la boca caídos, babeo, incapacidad para cerrar el ojo o la boca, alteración en el gusto y lagrimeo excesivo. Los síntomas se presentan de repente y alcanzan su punto máximo en un plazo de 72 horas. La gravedad de la parálisis de Bell puede variar de debilidad leve a parálisis total, y puede causar una distorsión facial significativa. Se desconoce la causa exacta de la parálisis de Bell, pero muchos científicos creen que la reactivación de una infección viral latente puede hacer que el nervio facial se hinche y se inflame. Hay otras afecciones que causan la parálisis facial y que podrían diagnosticarse como la parálisis de Bell. El trastorno puede afectar a cualquier persona a cualquier edad. Los factores de riesgo incluyen embarazo, preeclampsia, obesidad, hipertensión, diabetes y afecciones de las vías respiratorias superiores.

Stethoscope icon
Tratamiento

Los esteroides pueden aumentar la probabilidad de recuperación de la función del nervio facial. Además de los esteroides, los medicamentos antivirales también pueden ayudar con la recuperación de la función del nervio facial. Los analgésicos como la aspirina, el paracetamol o el ibuprofeno pueden aliviar el dolor. Es importante mantener el ojo húmedo y protegerlo de detritus y lesiones, especialmente por la noche. Las gotas lubricantes para los ojos pueden ayudar. Otras terapias como la fisioterapia, el masaje facial o la acupuntura posiblemente puedan mejorar un poco la función del nervio facial y aliviar el dolor.

Form on clipboard icon
Pronóstico

Generalmente, el pronóstico para las personas con parálisis de Bell es muy bueno. El alcance del daño a los nervios determina el grado de recuperación. Con tratamiento o sin este, la mayoría de las personas comienzan a mejorar en el transcurso de dos semanas después de la aparición inicial de los síntomas y la mayoría recupera algunas o todas las funciones faciales en el transcurso de los seis meses. Algunas personas pueden tener efectos secundarios de moderados a severos. En algunos casos, la debilidad muscular residual puede durar más tiempo o ser permanente.