Neuropatía periférica

¿Qué investigaciones se están llevando a cabo?

Los proyectos de investigación actuales financiados por el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS, por sus siglas en inglés) implican investigaciones de factores genéticos asociados con las neuropatías hereditarias, estudios de mecanismos biológicos involucrados en las neuropatías asociadas con la diabetes, y explorando cómo el sistema inmune contribuye al daño de los nervios periféricos. El Consorcio de Neuropatías Heredadas busca entender mejor las diferentes formas de neuropatía e identificar los genes que modifican las características clínicas en estos trastornos. Algunas investigaciones se enfocan en el daño de los nervios periféricos del sistema inmune, como se ve en el síndrome de Guillain-Barré. Otros estudios patrocinados por NINDS esperan identificar biomarcadores (señales que pueden indicar el diagnóstico o la progresión de una enfermedad) para las neuropatías periféricas y desarrollar unas terapias más efectivas para estas enfermedades.Otros científicos están investigando las vías por las cuales las señales de dolor llegan al cerebro y esperan identificar las sustancias que bloquearán esta señalización.


Open book icon
Definición

La neuropatía periférica se refiere a las muchas condiciones que implican daño al sistema nervioso periférico, el cual envía señales entre el cerebro y la médula espinal y todas las demás partes del cuerpo. La neuropatía significa daño a uno o más nervios, especialmente los nervios periféricos. Más de 100 tipos de neuropatías periféricas se han identificado, cada uno con su propio conjunto característico de síntomas y pronósticos. La función deteriorada y los síntomas dependen del tipo de nervios que están dañados. Los síntomas de la neuropatía varían de leves a incapacitantes y pueden incluir una pérdida de reflejos, problemas para sentir el dolor o cambios en la temperatura, entumecimiento y hormigueo y un dolor que a menudo empeora por la noche. Los síntomas pueden desarrollarse durante días, semanas o años. En algunos casos, los síntomas se mejoran por sí solos y es posible que no requieran cuidados avanzados. Las causas de neuropatía incluyen:
• diabetes
• lesión física (trauma)
• problemas vasculares y sanguíneos
• trastornos autoinmunes
• desequilibrios nutricionales o vitamínicos, alcoholismo y exposición a toxinas
• ciertos medicamentos de quimioterapia
• infecciones
La mayoría de los casos de neuropatía son adquiridos, lo cual significa que la neuropatía no es presente desde el comienzo de la vida, o genéticos . Las neuropatías adquiridas son sintomáticas (el resultado de otro trastorno o condición) o idiopáticas (lo cual significa que no tiene causa conocida).

Stethoscope icon
Tratamiento

Los tratamientos dependen completamente del tipo de daño nervioso, los síntomas y su ubicación. No existen tratamientos médicos que pueden curar las neuropatías periféricas heredadas. Sin embargo, hay terapias para muchas otras formas. En general, un estilo de vida saludable--como mantener un peso óptimo, evitar la exposición a toxinas, siguiendo un programa de ejercicios supervisado por un médico, comiendo una dieta equilibrada, corrigiendo las deficiencias vitamínicas y limitando o evitando el consumo de alcohol y fumar- - puede reducir los efectos físicos y emocionales de la neuropatía periférica. Se ha demostrado que el control estricto de los niveles de glucosa en la sangre reduce los síntomas neuropáticos en las personas con neuropatía diabética. Las condiciones inflamatorias y autoinmunes que conducen a la neuropatía se pueden tratar usando medicamentos inmunosupresores y plasmaféresis (un procedimiento en el que la sangre es extraída, limpiada de las células del sistema inmunitario y anticuerpos, y luego reingresada al cuerpo). Los medicamentos pueden tratar el dolor o bloquear la conducción nerviosa. La cirugía se recomienda para algunos tipos de neuropatías.

Form on clipboard icon
Pronóstico

En las neuropatías agudas, como el síndrome de Guillain-Barré, los síntomas aparecen de repente, progresan rápidamente y se resuelven lentamente a medida que se sanen los nervios dañados. En las formas crónicas, los síntomas comienzan sutilmente y progresan lentamente. Algunas personas pueden tener períodos de alivio seguidos por una recaída. Otras pueden alcanzar una etapa de estancamiento donde los síntomas permanecen iguales por muchos meses o años. Algunas neuropatías crónicas empeoran con el tiempo, pero muy pocas formas resultan fatales a menos que se compliquen por otras enfermedades. Ocasionalmente, la neuropatía es un síntoma de otro desorden.