Lesión de la médula espinal

¿Qué investigaciones se están llevando a cabo?

El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS, por sus siglas en inglés) realiza investigaciones sobre la médula espinal en sus laboratorios en los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) y también respalda investigación adicional a través de subvenciones a instituciones médicas grandes a lo largo del país.

Los avances en la investigación le están dando a médicos y pacientes la esperanza de que reparar una médula espinal lesionada en una meta alcanzable. Los avances en la investigación básica también están siendo igualados por el progreso en la investigación clínica, especialmente en la comprensión de los tipos de rehabilitación física que actúan mejor para restaurar la función. Una de las técnicas de rehabilitación más prometedoras es ayudar a que los pacientes con lesión de médula espinal adquieran más movilidad.

Información de MedlinePlus en español de la Biblioteca Nacional de Medicina
Traumatismo de la médula espinal


Open book icon
Definición

Una lesión de la médula espinal, por lo general, comienza con un golpe traumático y repentino en la columna vertebral que fractura o disloca vértebras. El daño comienza en el momento de la lesión cuando fragmentos del hueso desplazado, material de un disco intervertebral o ligamentos producen una contusión o desgarro en el tejido de la médula espinal.

La mayoría de las lesiones de la médula espinal no la cortan por completo. En su lugar, una lesión, más probablemente, produce fracturas y compresión de las vértebras, las cuales aplastan y destruyen axones: extensiones de las células nerviosas que transportan señales hacia y desde la médula espinal entre el cerebro y el resto del cuerpo. Una lesión en la médula espinal puede dañar pocos, algunos o casi todos los axones. Algunas lesiones permitirán la recuperación casi completa. Otras producirán parálisis total.

Stethoscope icon
Tratamiento

La mejoría en la atención de emergencia de personas con lesiones de la médula espinal y tratamiento y rehabilitación agresivos pueden disminuir el daño al sistema nervioso e incluso restaurar capacidades limitadas. Las complicaciones respiratorias son a menudo indicación de la gravedad de la lesión de la médula espinal. Aproximadamente un tercio de las personas con lesiones del área del cuello necesitarán ayuda para respirar y requerirán apoyo respiratorio. El esteroide metilprednisolona parece disminuir el daño a las células nerviosas si se administra en las primeras 8 horas después de la lesión. Los programas de rehabilitación combinan fisioterapia con actividades de desarrollo de habilidades y asesoramiento para proporcionar apoyo social y emocional. La estimulación eléctrica de los nervios por dispositivos protésicos neurales puede restaurar funciones específicas, lo que incluye control del esfínter urinario, respiración, tos y movimientos de brazos y piernas, aunque la elegibilidad para el uso de esos dispositivos depende del nivel y el tipo de lesión de la médula espinal.

Form on clipboard icon
Pronóstico

Las lesiones de la médula espinal se clasifican en completas e incompletas. Una lesión incompleta significa que la capacidad de la médula espinal de transmitir mensajes hacia o desde el cerebro no se pierde por completo. Las personas con lesiones incompletas mantienen cierta función motora o sensorial por debajo de la lesión. Una lesión completa se refiere a la falta total de función motora y sensorial por debajo del nivel de la lesión. Las personas que sobreviven a una lesión de la médula espinal, probablemente, tendrán complicaciones médicas como dolor crónico y disfunción de la vejiga y el intestino, junto con un aumento de la susceptibilidad de problemas respiratorios y cardíacos. El éxito de la recuperación depende de qué tan bien se manejen esas afecciones crónicas día tras día.

La cirugía para aliviar la compresión del tejido medular por los huesos rotos o dislocados circundantes por la lesión es a menudo necesaria, aunque el tiempo de dicha cirugía puede variar ampliamente. Un ensayo multicéntrico prospectivo reciente llamado Estudio de Tratamiento Quirúrgico de Lesión Aguda de la Médula Espinal (Surgical Treatment of Acute Spinal Cord Injury Study, STASCIS) está evaluando si realizar la cirugía descompresiva temprano (menos de 24 horas después de la lesión) puede mejorar el resultado de pacientes con fragmentos óseos u otros tejidos que comprimen la médula espinal.