Convulsiones febriles

¿Qué investigaciones se están llevando a cabo?

Los científicos respaldados por el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS, por sus siglas en inglés) están evaluando los factores de riesgo ambiental, biológico y genéticos que pudieran hacer susceptibles a los niños a convulsiones febriles. Los investigadores continúan haciendo seguimiento al impacto a largo plazo que pudieran tener las convulsiones febriles sobre inteligencia, conducta, logros escolares y desarrollo de epilepsia. Así mismo los investigadores continúan explorando qué fármacos pueden tratar o prevenir eficazmente las convulsiones febriles e identificando factores que pueden hacer que un niño que tenga convulsiones febriles prolongadas desarrolle epilepsia del lóbulo temporal.

La investigación actual también se enfoca en las posibles consecuencias a largo plazo de las convulsiones febriles muy prolongadas (mayores a 30 minutos).

Información de MedlinePlus en español de la Biblioteca Nacional de Medicina
Convulsiones febriles - qué preguntarle al médico


Open book icon
Definición

Las convulsiones febriles son convulsiones en bebés o niños pequeños que se presentan por una fiebre o enfermedad febril. Las convulsiones pueden aparecer antes de la fiebre. La mayoría de las veces, durante una convulsión febril, el niño pierde la conciencia y se agita incontrolablemente. Menos frecuentemente, el niño se vuelve rígido o tiene espasmos en solo una parte del cuerpo. La mayoría de las convulsiones febriles duran uno o dos minutos; algunas pueden ser tan breves como de pocos segundos, mientras que otras pueden durar más de 15 minutos. Aproximadamente uno de cada 25 niños tendrá, al menos, una convulsión febril. Las convulsiones febriles, por lo general, suceden en niños entre los 6 meses y los 5 años de edad, con el riesgo más alto en el segundo año de vida. Si el niño es mayor cuando presenta la primera convulsión febril, es menos probable que tenga más convulsiones febriles, ya que tendrá menos tiempo en el grupo de edad de riesgo. Pocos factores parecen aumentar el riesgo del niño de tener convulsiones febriles recurrentes, incluso un antecedente familiar de convulsiones febriles en un pariente de primer o segundo grado, a menor edad (menos de 18 meses) a la primera convulsión febril, teniendo un pico más bajo de temperatura durante la enfermedad cuando se presenta la convulsión febril y que la convulsión febril se presente en un plazo de una hora de haber reconocido la fiebre.

Stethoscope icon
Tratamiento

Un niño que tiene una convulsión febril, por lo general, no necesita ser hospitalizado, a menos de que la convulsión se prolongue o esté acompañada de una infección grave. El tratamiento preventivo que implica el uso diario de medicamentos anticonvulsivantes no se recomienda por sus posibles efectos secundarios nocivos. Los niños con tendencia a convulsiones febriles se pueden tratar con medicamentos cuando tienen fiebre para disminuir el riesgo de tener otra convulsión febril, pero eso solo disminuye el riesgo ligeramente y no afecta el pronóstico a largo plazo. Para los que tienen un antecedente de convulsiones febriles prolongadas, los medicamentos que terminan con la convulsión se pueden usar en casa al momento de una convulsión.

Form on clipboard icon
Pronóstico

La mayoría de las convulsiones febriles son cortas e inocuas. No existe evidencia de que las convulsiones febriles cortas produzcan daño cerebral. Las convulsiones múltiples o prolongadas son un factor de riesgo para epilepsia, pero la mayoría de los niños que presentan convulsiones febriles no desarrollan las convulsiones recurrentes características de la epilepsia. Ciertos niños que tienen convulsiones febriles se enfrentan a un aumento del riesgo de desarrollar epilepsia. Esos niños abarcan a los que tienen una convulsión febril que dura más de 10 minutos y que afecta solo una parte del cuerpo o convulsiones febriles que reaparecen dentro de las 24 horas. Niños con antecedentes de convulsiones febriles muy prolongadas (más de 30 minutos) están en riesgo elevado particular por epilepsia en el futuro, lo cual puede producir lesión a una parte de su cerebro que se llama el hipocampo.