Atrofia multisistémica

¿Qué investigaciones se están llevando a cabo?

El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS, por sus siglas en inglés) apoya la investigación sobre la atrofia multisistémica a través de subvenciones a las principales instituciones médicas por todo el país. Los investigadores esperan saber por qué se produce la acumulación de alfa-sinucleína en la atrofia multisistémica y la enfermedad de Parkinson y cómo prevenirla. Los medicamentos que reducen la acumulación anormal de alfasinucleína pueden ser tratamientos prometedores para la atrofia multisistémica.

Información de MedlinePlus en español de la Biblioteca Nacional de Medicina
Trastornos del sistema nervioso autónomo


Definición
Definición

La atrofia multisistémica es un trastorno neurodegenerativo progresivo que se caracteriza por síntomas de falla del sistema nervioso autónomo, como desmayos y problemas de control de la vejiga, combinados con síntomas de control motor como temblor, rigidez y pérdida de coordinación muscular. La atrofia multisistémica afecta a hombres y mujeres principalmente en sus 50 años. Aunque no se sabe qué causa la atrofia multisistémica, los síntomas del trastorno reflejan la pérdida de células nerviosas en varias áreas diferentes del cerebro y la médula espinal que controlan el sistema nervioso autónomo y coordinan los movimientos musculares. La pérdida de células nerviosas puede deberse a la acumulación de una proteína llamada alfa-sinucleína en las células que soportan las células nerviosas en el cerebro.

Stethoscope icon
Tratamiento

No hay cura para la atrofia multisistémica. Actualmente, no existen tratamientos para retrasar el progreso de neurodegeneración en el cerebro. Pero hay tratamientos disponibles para ayudar a las personas a hacer frente a algunos de los síntomas más incapacitantes de la atrofia multisistémica. En algunas personas, la levodopa puede mejora la función motora, pero es posible que el beneficio no continúe a medida que avanza la enfermedad.

Form on clipboard icon
Pronóstico

La enfermedad tiende a avanzar rápidamente en el transcurso de 5 a 10 años, con progresiva pérdida de habilidades motoras, eventual confinamiento en cama y muerte. No hay remisión de la enfermedad. Actualmente no hay cura.