National Institute of Neurological Disorders and Stroke
| In English | Saltar al contenido |
Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares

  (Ayuda)   

Tumores de la glándula pituitaria


Tabla de Contenido

¿Qué son los tumores de la glándula pituitaria?
¿Existe algún tratamiento?
¿Cuál es el pronóstico?
¿Qué investigaciones se están realizando?
Ensayos clínicos
Organizaciones

 

¿Qué son los tumores de la glándula pituitaria?

La glándula pituitaria, también conocida como hipófisis, es una glándula pequeña del tamaño de una arveja que cuelga del hipotálamo (una estructura situada en la base del cerebro) por un tallo en forma de hilo que contiene vasos sanguíneos y nervios. Controla un sistema de hormonas que regulan el crecimiento, el metabolismo, la respuesta al estrés y las funciones de los órganos sexuales a través de la glándula tiroides, glándula suprarrenal, los ovarios y los testículos. Un tumor de la glándula pituitaria es un crecimiento anormal de las células de esta glándula. La mayoría de los tumores de la glándula pituitaria son benignos, lo que significa que no son cancerosos, crecen lentamente y no se diseminan a otras partes del cuerpo. Sin embargo, pueden hacer que la glándula pituitaria produzca demasiadas hormonas, lo que puede ocasionar problemas en el organismo. Los tumores que producen hormonas se llaman tumores funcionales, y pueden causar una amplia variedad de síntomas dependiendo de la hormona afectada. Los tumores que no producen hormonas se llaman tumores no funcionales. Sus síntomas están directamente relacionados con su crecimiento e incluyen dolores de cabeza, problemas visuales, náuseas y vómito. Las enfermedades relacionadas con las anormalidades hormonales incluyen la enfermedad de Cushing, en la cual se acumula grasa en la cara, la espalda y el pecho, mientras que los brazos y las piernas se adelgazan mucho; y la acromegalia, una enfermedad en la cual las manos, los pies y la cara son más grandes de lo normal. Las hormonas de la glándula pituitaria que afectan a las hormonas sexuales, como los estrógenos y la testosterona, pueden hacer que una mujer produzca leche materna aunque no esté embarazada ni lactando, o hacer que un hombre pierda su impulso sexual o que se le reduzca su conteo de espermatozoides. Los tumores de la glándula pituitaria a menudo no se diagnostican porque sus síntomas se parecen a los de muchas otras enfermedades más frecuentes.

¿Existe algún tratamiento?

En general, el tratamiento depende del tipo de tumor, su tamaño, si el tumor ha invadido o está ejerciendo presión sobre las estructuras vecinas como son el cerebro y la vía visual, además de la edad y el estado de salud general de la persona. Se usan tres tipos de tratamiento: extirpación quirúrgica del tumor; radioterapia, con la cual se usan altas dosis de rayos X para matar las células tumorales; y fármacoterapia en la que se usan medicamentos para encoger o destruir el tumor. En ocasiones también se usan medicamentos para impedir que el tumor siga produciendo hormonas en exceso. En algunas personas la extirpación del tumor también eliminará la capacidad de la glándula pituitaria de producir una hormona específica. Estas personas tendrán que tomar hormonas sintéticas para reemplazar aquellas que su glándula pituitaria ha dejado de producir.

¿Cuál es el pronóstico?

Si se diagnostican a tiempo, el pronóstico suele ser excelente. Si el diagnóstico se hace tardíamente, incluso un tumor no funcional puede causar problemas si crece lo suficiente para ejercer presión sobre los nervios ópticos, el cerebro, o las arterias carótidas (los vasos que llevan sangre al cerebro). El diagnóstico y el tratamiento precoces son la clave para un buen pronóstico.

¿Qué investigaciones se están realizando?

El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS, por sus siglas en inglés) y otros institutos de los Institutos Nacionales de a Salud (NIH, por sus siglas en inglés) llevan a cabo investigaciones relacionadas con los tumores cerebrales, incluso los tumores de la glándula pituitaria, en los laboratorios de los NIH y además apoyan la investigación adicional por medio de subvenciones a instituciones médicas en todo el país. Gran parte de estas investigaciones se centran en la búsqueda de mejores formas de prevenir, tratar y, en última instancia, curar los tumores de la glándula pituitaria.

Reclutamiento de pacientes para los ensayos clínicos de los NIH sobre los tumores de la glándula pituitaria

¿Dónde puedo encontrar más información?

Para obtener información adicional sobre los programas investigación del NINDS, contacte a la Unidad de Recursos Neurológicos y Red de Información del Instituto (BRAIN por su sigla en inglés) en:
BRAIN
P.O. Box 5801
Bethesda, MD 20824
(800) 352-9424
http://www.ninds.nih.gov

 Organizaciones:

American Brain Tumor Association (ABTA)
8550 W. Bryn Mawr Ave.
Suite 550
Chicago, IL 60631
ABTAcares@abta.org
http://www.abta.org
Tel: 773-577-8750 800-886-2282
Fax: 847-827-9918

Brain Tumor Society
124 Watertown Street
Suite 2D
Watertown, MA 02472-2500
info@braintumor.org
http://www.tbts.org
Tel: 617-924-9997 800-770-TBTS (8287)
Fax: 617-924-9998

Pituitary Network Association
P.O. Box 1958
Thousand Oaks, CA 91358
info@pituitary.org
http://www.pituitary.org
Tel: 805-499-9973
Fax: 805-480-0633

National Institute of Child Health and Human Development (NICHD)
National Institutes of Health, DHHS
31 Center Drive, Rm. 2A32 MSC 2425
Bethesda, MD 20892-2425
http://www.nichd.nih.gov
Tel: 301-496-5133
Fax: 301-496-7101

National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (NIDDK)
National Institutes of Health, DHHS
31 Center Drive, Rm. 9A06 MSC 2560
Bethesda, MD 20892-2560
http://www.niddk.nih.gov
Tel: 301-496-3583 TTY: 866-569-1162

International RadioSurgery Association
2960 Green Street
P.O. Box 5186
Harrisburg, PA 17110
irsa@irsa.org
http://www.irsa.org
Tel: 717-260-9808
Fax: 717-260-9809

Regresar al tope de la página


Preparado por:
Office of Communications and Public Liaison
National Institute of Neurological Disorders and Stroke
National Institutes of Health
Bethesda, MD 20892


El material del NINDS sobre la salud se ofrece solamente para propósitos informativos y no significa un endoso ni la posición oficial del Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares o de ninguna otra agencia federal. Cualquier recomendación sobre el tratamiento o cuidado de un paciente en particular debe obtenerse a través de una consulta con un médico que lo haya examinado o que esté familiarizado con el historial médico de dicho paciente.

Toda la información preparada por el NINDS es de dominio público y se puede reproducir libremente. Se agradece que se le dé el crédito correspondiente al NINDS o a los NIH.

Revisado February 14, 2014